21 de março de 2011

Español

San Francisco de Sales



El famoso Tratado se divide en doce libros.

En el primero—preparación para toda la obra— habla de la voluntad como sede del amor, y describe el amor en general y el amor de Dios en particular.

El segundo libro está dedicado al origen del amor divino, que son las perfecciones infinitas de Dios, con las que arrastra nuestra voluntad engendrando en ella el amor.

El libro tercero trata del progreso y perfección del amor.

El cuarto, de los peligros que pueden determinar la decadencia y ruina de la caridad.

El quinto, de las principales maneras de ejercitar el amor: de complacencia, de condolencia, de benevolencia.

Los libros sexto, séptimo y octavo se dedican al ejercicio del amor en la oración. Aquí es donde se encuentra la doctrina propiamente mística del santo. En general sigue muy de cerca a Santa Teresa, pero sin la precisión y claridad de la gran santa de Avila. Mezcla con frecuencia la descripción de fenómenos místicos con otros que no lo son, y da a muchas prácticas ascéticas nombres que en San Juan de la Cruz y en Santa Teresa están consagrados para designar gracias místicas.
Las oraciones místicas que mejor describe el santo obispo de Ginebra son las de recogimiento incluso, quietud y contemplación extática, que describe a la luz de los escritos de la reforma del Carmelo.

El libro noveno se consagra a la unión de nuestra voluntad con la voluntad divina de beneplá-cito, y a la práctica de la santa indiferencia para aceptar todo lo que Dios disponga de nosotros, coinci-da o no con nuestro querer. El libro décimo describe la dulzura del amor a Dios y al prójimo por Dios.

El undécimo muestra de qué manera el amor perfecciona y hace agradables a Dios todas las demás virtudes. Habla también de la importancia de los dones del Espíritu Santo y de sus preciosísimos frutos.

Finalmente, en el libro duodécimo se dan los últimos consejos para progresar en el amor divi-no.

No hay duda de que los últimos libros de este Tratado, son los más interesantes.

Qualquer quantia tem grande valor

http://alexandriacatolica.blogspot.com.br/2015/12/qualquer-quantia-tem-grande-valor.html

O SANTO DE AUSCHWITZ

Assim dizia São Maximiliano Kolbe:

"De muito boa vontade oferecemos leituras gratuitas a todos aqueles que não possam oferecer nada para esta obra, mesmo privando-se um pouco."

O que é ser um Benfeitor do Blog?

O que é ser um Benfeitor do Blog?
Clique na Imagem

Agradeço aos amigos virtuais pelo selo

Agradeço aos amigos virtuais pelo selo